domingo, 24 de agosto de 2008

Death Proof: La ultima extravagancia de Tarantino

Hace poco os hacia referencia al gran maestro que representa para Tarantino, el gran Russ Meyer, hoy, me centrare en el joven aprendiz de este, y sus grandes excentricidades. 
Quentin Tarantino es sin duda un gran almacén repleto de cintas y cintas de video, donde tienen cabida en una parcela especialmente grande todas aquellas producciones de serie B y bizarras, descubiertas y por descubrir. Tal es el amor que siente el cineasta por estas películas, que sus últimos trabajos, o tal vez todos, son remakes o homenajes a este tipo de cine, pasando, por el cine "Noir", con "Reservoir Dogs y Pulp Fiction", el Blaxplotation, creando una secuela de el film "Foxy Brown" tras el tapado nombre de "Jackie Brown". En Kill Bill, volvería a realizar un homenaje, esta vez a la "Serie B". 

El pasado año, el y su inseparable amigo, Robert Rodriguez, crearon el proyecto "GrindHouse", este debía homenajear a esas dobles sesiones de películas de terror catalogadas como "Serie Z", por esa razón cada director dirigió un film.
Tarantino se puso manos a la faena, y presento "Death Proof". El film es sin duda un homenaje a roadmovies y films de coches realizados durante los años 60 y 70. Películas como "60 segundos", "Punto Limite: Cero", no solo son homenajeadas, si no que son nombradas por las "femme fatals" presentadas por "Tarantino", algo que nos evoca claramente a los films de Russ Meyer. 

Y es que este film puede ser usado por todos aquellos que creen que lo saben todo sobre el cine, para demostrar que no mienten. Se trata de un Trivial cinematográfico, imágenes y imágenes fácilmente relacionadas con otros films de estética parecida. Os pondré algunos de los ejemplos que yo he podido encontrar, por ejemplo, la camiseta de una de las jóvenes, lleva un dibujo de Tura Satana en "Faster, Pussycat, Kill! Kill!", la matricula del coche conducido por Kurt Russel es la misma que la del Ford Mustang conducido por Steve McQueen en "Bullitt", asi como el pato que lleva enganchado en el capo, este aparecía en el camión de "Convoy", dirigida por Sam Peckinpah. 

Este y muchos otros mas, son los homenajes a films que podemos encontrar, pero no solo a películas de otros cineastas, en "Death Proof", el nivel de egocentrismo de Tarantino, llega a ser tan alto, que se permite sus propios homenajes, como por ejemplo, la aparición de los dos policías que investigaban el asesinato de todos los presentes en la boda de la Bamba negra en Kill Bill o el tono del teléfono de Abernathy, que resulta ser la misma melodía silbada por Daryl Hannah en Kill Bill.

Dejando a parte todo esto, y pasando a comentar, el film, hay que decir que este no ha sido tan bien recibido como las anteriores propuestas del director, aunque desde mi punto de vista, creo que el film esta en la media de sus antecesoras, quizá sin llegar a la altura de Pulp Fiction, pero esto es algo muy difícil. De todas formas, el film, es una muestra mas, de como Tarantino, puede conseguir la atmósfera que desea dependiendo de lo que quiera. Con una presentación de la película rellena de logos de productoras al mas puro estilo "Vintage", y innumerables cortes de cinta, suciedad o cambios de color, favorecen a una muy buena valoración del trabajo de fotografía realizado por el propio director, que es la primera vez que se encarga de realizar dicha tarea.

Pero Tarantino, no solo se encarga de dirigir, filmar o darle música al film, si no que como es tradición en sus películas, el director aparece realizando un pequeño cameo, esta vez, si con una aparición mucho mas corta que en otros de sus films. Esta vez, el protagonismo es sin duda para los personajes que el director nos presenta, un monton de chicas que prometen un buen futuro como actrices en la industria cinematográfica, así que quedaros con nombres como los de Rosario Dawson, Vanessa Ferlito o Tracie Thoms. 

Otro nombre a tener en cuenta es el de Zoe Bell, que se representa a ella misma. Bell, es ya una veterana en la industria del cine, pero, a pesar de haber aparecido en un buen montón de cintas, su cara siempre es lo ultimo que se aprecia, y es que Zoe Bell es una especialista de cine, o lo que es lo mismo, la doble de Umma Thurman, echo que permitió que Zoe y Tarantino se conocieran durante el rodaje de Kil Bill, y de que este ultimo le facilitara un papel en la que seria su próxima película. Pero hay que estar atentos con esta chica, pues cada vez aparece mas en las pantallas, pues ya la hemos podido ver en "Lost" y en "Alias".

Por ultimo, cabe destacar entre los personajes que aparecen en la cinta a Kurt Russell. Como ocurrio con John Travolta, Michael Keaton o David Carradine, Tarantino permite resurgir a Kurt Russell gracias a este film, mostrando lo mejor del actor, que realiza un trabajo excelente. El actor fetiche de John Carpenter, fue la sin duda la mejor opción para llevar a cabo el personaje de "Stuntman Mike" o Especialista Mike, en el caso de la versión en español.

Finalmente quiero añadir, que me gustaría que todos aquellos que hagáis descubierto algun homenaje mas, por favor, añadirlo en los comentarios.



3 comentarios:

Fantomas dijo...

Entretenida película, aunque a mi gusto, está un poquito más abajo de la media del director.
Como tu mencionas, la elección del protagonista no pudo ser más satisfactoria.

Saludos.

Peter Vincent dijo...

Tarantino at its best. En estos días me tragué ambas funciones de Grindhouse, esto es, Death Proof y Planet Terror. No tengo más que elogios para Death Proof, con su look setentoso (roto en forma estrepitosa en cuanto Julia Jungla saca su celular!), su detallado énfasis en detalles aparentemente nimios de los personajes, y por supuesto, sus DIÁLOGOS. Como ya bien se dijo, la película es una larga muestra de erudición cinematográfica, pero lo que marca a esta película como una obra de Tarantino es el cuidado en el diálogo. Ese cuidado que ya se ve desde la Opera Prima "Perros de la Calle", que empieza diciendo: "'Like a Virgin' is a song about big dicks."

Anónimo dijo...

Jungle Julia llama Zatoichi a Especialista Mike cuando éste le pregunta si sale en alguna publicidad teniendo la valla delante de las narices. Genial!