lunes, 18 de febrero de 2008

Sweeney Todd: El Barbero Diabólico de la Calle Fleet

El pasado viernes, Tim Burton volvía a nuestras salas de cine, acompañado, como no, por su gran "Muso" Johnny Depp, que protagoniza el mítico barbero asesino, que ha conseguido llenar los escenarios de Broadway durante varios años. Burton ha decidió llevar a la gran pantalla este musical, con el toque inconfundible de su estética gótica y una fotografía saturadísima.

El film, no es mas que una adaptación de la obra, así que se mantiene el formato musical, sorprendiendo a todos aquellos que ven cantar por primera vez a Depp, y aun así este cumple con las expectativas, mostrando una faceta oculta que se suma a los grandes dotes de este mas que polifacético actor.

Lo Que Convence

La ya famosa estética propia de Tim Burton, sigue impresionando a todos aquellos que se proclaman fans de sus películas, Sweeney Todd, no es una excepción, pues el maquillaje tétrico, la estética gótica y una fotografía oscura y de colores altamente saturados, siguen siendo uno de los grandes emblemas de Burton. Este ya forma parte del estilo inconfundible del director, con el cual solo con ver un par de imágenes de cualquiera de sus films (Eduardo Manostijeras, Sleppy Hollow, La Novia Cadáver) ya podemos reconocer de quien se trata.

Otro de los factores interesantes de la película es el tono gracioso y grotesco con que se tratan los asesinatos cometidos por el barbero, que aun siendo actos de violencia y de maldad, consiguen provocar las carcajadas del publico.


Lo Que No Convence

Que sea un musical de estas características. Hoy en dia parece que la fiebre del musical en el cine esta volviendo ha aflorar con films como Moulin Rouge o Across The Universe, pero aun no logra convencer a un gran numero de espectadores que solo se dirigen al cine con la intención de ver grandes Superproducciones épicas o que cuentan desastres de colosales dimensiones. El problema de Todd es en gran parte el estilo de musical que tiene, mas propio de Broadway que del Cine. Es decir, que sus canciones no tienen ritmos pegadizos como pasaba con Moulin Rouge o Grease, si no que mantienen mas el tono de una opera, para así decirlo, haciendo que las canciones no consigan enganchar al publicó, que dependiendo de la paciencia de este, puede llegar a cansar a mas de uno.


Depp Vs. Bonham Carter

Johnny Depp, sigue manteniendo su estatus de gran actor, con una mas que buena actuación y ademas mostrándonos sus cualidades como cantante, pero aun así esta vez las miradas no se dirigen exclusivamente a el, si no a su compañera de reparto, Helena Bonham Carter, que sin duda realiza un sorprendente trabajo y consigue que Depp pase a un segundo plano.


3 comentarios:

Planocenital dijo...

Estoy de acuerdo, me parece que Helena está superior durante casi toda la película.
Los últimos planos de la película (Depp degollado con su amada en brazos) son lo mejor de los últimos tiempos.
Saludos.

Cubo Kubrick dijo...

Gracias por tu comentario, y estoy orgulloso de saber que no soy el unico raro que piensa esto. Para la proxima vez, te agradeceria que no contaras el final

Fantomas dijo...

Excelente película, aunque no es para todos los gustos. Incluso hay gente que ha dicho que está hecha solo para los fans de Burton. En cosa de gustos....

Saludos.