jueves, 26 de noviembre de 2009

Zoo: Un falso documental que despierta emociones muy reales

El pasado fin de semana me encontraba realizando un trabajo para la universidad sobre el festival de cine fantástico que tiene lugar en Sitges. Para el, lleve a cabo un breve repaso a las películas que se han estrenado o simplemente proyectado a lo largo de los 40 y tantos años que tiene ya el festival. Pues entre película y película elabore una interesante lista de películas a ver, y de entre ellas había un documental, bueno mas bien un falso documental, que me llamo mucho la atención.

Zoo habla sobre el asesinato real de un padre de familia que murió después de mantener relaciones sexuales con un caballo, algo que llevaba acabo a menudo. El documental muestra los conflictos vividos por una comunidad de zoofílicos, una parafilía que convierte aquel que la sufre en una persona horrible y despreciable. De eso se hace eco Zoo, de como las personas cambian la su visión de los mas allegados cuando descubren sus extrañas conductas sexuales.

Para ello el documental nos muestra como toda una comunidad organizada de zoofílicos se juntan durante los fines de semana para poder llevar acabo sus placeres sexuales. El film nos muestra una visión muy cercana, adentrándose en las relaciones de los protagonistas de esta historia, mostrándonos sus sentimientos, sus miedos, como se esconden de una sociedad dispuesta a condenarles.

La historia narra como estos se encuentran en una granja cuidada por uno de ellos, como allí conviven sin miedos, mostrándose tal y como son, sin mascaras, sin tabús. Es el único lugar donde pueden ser tal como son, donde se sienten comprendidos, donde son libres.

El mensaje que transmite el documental es piadoso, bizarro, uno mismo mientras lo ve se pregunta si realmente es justo juzgar a estas personas, si debe considerarse un delito aquello que hacen, si deben ser perseguidos. Como se dice durante el documental, la pedofilia es un delito que debe ser perseguido, ya que los niños son seres sin conciencia, incapaces todavía de decidir si aquello está bien o no, ¿y los animales?, ¿tienen conciencia de aquello que están haciendo?. Para muchos la respuesta es no, pero en el documental se explica (y creo que de forma muy adecuada) ¿quien puede obligar a un animal a penetrar a alguien? ¿Hasta que punto un animal es capaz de montar a una persona de forma inconsciente.

Todas estas son preguntas que uno se hace durante el visionado de este mas que recomendado documental. Así que, os invito a que lo veáis, y me respondáis cual es vuestra opinión sobre el tema.

3 comentarios:

Fantomas dijo...

El tema sin duda es interesante. Intentaré darle una mirada a esta cinta.

Saludos.

barry lyndon dijo...

Una chulada tu logo. Un saludo

sofia martínez dijo...

Cuando la vi por primera vez quedé encantada es una de las cintas con una historia y un mensaje fuerte. Recién la pasaron por Assistir Hbo online y la sigo disfrutando como la primera vez, es una gran película.