miércoles, 10 de diciembre de 2008

Elephant: Belleza para mostrar algo horrible

Empezar hablando de "Elephant" de Gus Van Sant, justo después de haber acabado los exámenes, parece descabellado, atroz y mal interpretable. Pero no quiero que se piense mal de mi, si no que esta reseña cuente los pros y contras de un film de una malvada y lenta belleza.

Se puede conocer la matanza del instituto de Columbine de dos formas, una es viendo el magnifico documental de Michael Moore "Bowling For Columbine", otra forma y mucho mas distinta es disfrutar de "Elephant". Esta ultima se diferencia de la anterior porque tiene la tenebrosa de magia de introducirte en el film. Gus Van Sant consigue hacerte un sitio en Columbine, te hace creer que tienes a esos chavales a tu lado, te hace entenderlos consigue hacer compartir sus miedos y inquietudes, y esta sensación en el minuto 60 de película se vuelve insoportable. 

El film es lento y pesado, eso es cierto, pero quizás sea eso lo que consigue que en la primera hora de película tu mente no pueda mas, que se rinda, que se deje vencer, y es justo en ese momento cuando el miedo te posee y tu mente ya es un estudiante mas corriendo entre los pasillos del instituto intentando evitar lo que algunos de los personajes del film no consiguen. Sobrevivir.


El film transcurre en un día normal para los jóvenes de Columbine, chicos plagados de problemas, de incertidumbres, de pasiones y miedos. Hijos de padres alcohólicos, amantes a la fotografía, sufridores de Bulling por parte de compañeros, adolescentes bulímicas o parejas de adolescentes, todos ellos conviven en un instituto, a todos ellos los acompañamos el día fatídico, pero en cambio seguiremos a dos jóvenes durante dos días, el día antes de la masacre i el día de esta, llevada a cabo por ellos mismos. 


Aun así el film no sigue un orden cronológico, la historia avanza y retrocede constantemente, mostrándonos que hace cada uno de los personajes en el mismo intervalo de tiempo. Este echo hace quizás el film más moderno o contemporáneo pero en su contra he de decir que esto consigue romper la tensión en muchos momentos!

Elephant es belleza imagen tras imagen, una gran música y una atmósfera aterradora, perturbadora y penetrante, un ejercicio complicado pero mas que recomendable.


1 comentario:

Charly Ramone dijo...

Ha ganado usted un premio. Visite mi blog ;-)