lunes, 21 de julio de 2008

Snatch: Cerdos, Diamantes y Un Sin Fin De Cosas Mas

Un guión delirante, personajes con historias propias, un ritmo trepidante, situaciones escandalosas y ridículas y un montón de cerdos pasando hambre. Esta es la formula utilizada por Guy Ritchie, también director de Lock&Stock para realizar su segundo film y conseguir que la critica y el publico en general, se deleite y disfrute de una de las películas mas delirantes que la historia del cine nos ha ofrecido. Siguiendo un esquema que Tarantino se ha hecho suyo, Guy Ritchie muestra al mundo que Tarantino no es el único que puede hacer films repletos de situaciones absurdas, con matones muy humanos y un guión a la altura de un campanario.

Si miramos detenidamente el film, veremos un gran numero de similitudes en la forma de trabajar de Tarantino y Ritchie, pero con una simple diferencia, la nacionalidad, pues Ritchie traslada al cine ingles, todas las características americanas que Tarantino, trabaja. Al igual que su homologo, Ritchie se rodea de un buen reparto, con caras conocidas y algunas olvidadas, pero muchas de ellas son mas propias del cine y la televisión inglesa. Jason Statham, Stephen Graham o Vinnie Jones entre otros, aunque también lo hace de actores americanos, como Brad Pitt, Dennis Farina o Benicio Del Toro, sumando así un reparto muy interesante, al que sabe sacar lo mejor de el, como es el caso de Brad Pitt, el cual realiza posiblemente su mejor actuación hasta la fecha.

Otra de las características que asemejan el film a los de Tarantino, es la música, uno de los factores por el cual el director americano recibe constantemente alabanzas. Ritchie no tiene por que envidiarle pues el film esta compuesto por una banda sonora con piezas muy interesantes que perfectamente montadas dan gran sentido y originalidad al film.

La cinta cuenta la historia de unos sencillos mánagers de boxeo clandestino, que se verán envueltos en un difícil embrollo relacionado con un diamante, capaz de mezclar a la mafia inglesa, americana, judía, a un grupo de estafadores de poca monta, o incluso un campamento entero de Gitanos que hablan una jerga difícil de entender.
Un gran numero de importantes personajes relacionados todos entre si, que tejerán, a base de situaciones extrañas en el film una difícil pero perfecta telaraña, que sorprenderá a cualquiera.

Si antes encontrábamos similitudes entre este film y los de Tarantino, también hay que decir que podemos encontrar similitudes con el anterior film del autor, no solo en el gran numero de personajes que repiten reparto, el film mantiene el mismo alborotado y entrelazado montaje, creador de un gran clímax que en ciertos puntos desorienta, pero que gusta por lo general al espectador de ahora.

Trailer


1 comentario:

Fantomas dijo...

Gran cinta coral, por lejos la mejor de Guy Ritchie hasta la fecha. Aunque "Lock, Stock & Two Smoking Barrels" es bastante buena también.

Saludos.