lunes, 28 de julio de 2008

Escondidos En Brujas

Hace un par de semanas, se estreno en España el nuevo film del director i guionista Martin McDonagh, "Escondidos En Brujas", este nos cuenta la historia de dos matones, Kent y Ray que se ven obligados a esconderse en la ciudad de Brujas, a la espera de que su jefe, Harry (el personaje mas carismático del film) les de ordenes a seguir. Este pero ordena a Kent que acabe con la vida de su compañero Ray, algo que le será imposible, y que les obligara a enfrentarse con su jefe.
El film que cuenta con la ya repetitiva actuación de Collin Farrell, digo repetitiva, pues se asemeja de gran manera a la actuación que realizo en el ultimo film de Woody Allen, "Cassandras Dream". Si en ese film, su actuación era digna de mención, esta vez, parece tratarse mas de un simple "Bis" que de un personaje completamente nuevo.
Por otro lado, el film cuenta con un gran potencial visual, que sorprende a todos, ayudado en gran parte por la belleza que contiene la mistica ciudad de Brujas, la cual parece tener acciones en tal producción, ya que en algunos momentos el film puede parecer una anunció turistico, incitando al espectador a que realize un viaje a dicha ciudad.

El film, ha sido clasificado como comedia, y aunque posee toques de humor, su clasificación parece ser dudosa, de echo toda posible calificación parece distanciarse de lo que es el film, y es que la película no se trata estrictamente de una comedia, ni de acción, ni 
drama, ni siquiera thriller, es mas bien una mezcla incierta de todo ello.

El film que potencia de forma clara su parte visual, así como la interpretación de sus personajes, parece no cumplir las expectativas en el apartado del guión, algo que debería, estar mas cuidado, pues es un film que vive claramente de su guión, y este no parece darle la suficiente vida posible a la cinta. 

De todas formas, el guión contiene buenos momentos, pero estos no son suficientes como para conseguir que el espectador no aparte la mirada de la pantalla en mas de una ocasión, y es que el film procede de forma lenta y pausada, con un ritmo que se incrementa al final y que consigue que el film llegue a un nivel de clímax que consigue retomar la atención de aquel espectador que haya perdido la atención.

1 comentario:

Fantomas dijo...

Collin Farrell nunca ha sido un actor que haya logrado mi atención, y al parecer esta cinta solo se queda estancada en una buena premisa flojamente desarrollada.

Buena reseña,
Saludos.