lunes, 16 de noviembre de 2009

Blue Velvet: El Padre de Twin Peaks


Todo el mundo ha oído hablar de Twin Peaks, todos recordáis el nombre de Laura Palmer, la música de los créditos y la habitación a cuadros con cortinas rojas y un enano hablando al revés al ritmo de jazz. Pero no se trata de hablar de Twin Peaks, si no seguramente de su padre, el trastornado David Lynch. El director de películas como el Hombre Elefante o Eraserhead, presento en su día una serie que revoluciono el mundo de la televisión, pero muchos cuando veian la serie, tuvieron un djavu, sintieron que aquello que veían ya Lo habían vivido antes, ¿donde? pues sin duda en Blue Velvet
Blue Velvet es un thriller intrigante, confuso, un thriller que atrapa al espectador, lo introduce por mundos distintos, irrealmente verdaderos, presenta imágenes totalmente contrapuestas, luz con oscuridad, colores con blancos y negros, felicidad con tristeza y bondad con maldad, todo se fusiona y baila a un maravilloso ritmo en Blue Velvet.

Lynch consigue una vez mas presentar un computo de fotogramas a ritmos lentamente frenéticos, consigue un impresionante trabajo de actores donde Kyle MacLachlan, Dennis Hopper y Dean Stockwell sobresalent con unas interpretaciones demenciales, el último tan solo aparece diez minutos, pero durante esos minutos Stockwell hipnotiza, aterra, te extremece, de la misma forma que los planos con una iluminación maravillosa extremecen tu mente, "oscureciendola".

El film se trata de un thriller con toques de violencia, sexo y humor. El film explica la historia en que se ve entrometido Jeffrey al encontrar una oreja entre la hierba mientras pasea de vuelta a casa. Des de su hallazgo, Jeffrey llevara a cabo una investigación a parte de la ley para conocer el porque de esa oreja. A medida que vaya investigando, nuestro protagonista se adentrara en un mundo paranoico y malvado, del que se vera completamente atraído, y que le absorberá poniendo en peligro su vida y todo aquello que tiene.

Así pues es un film más que recomendable, necesario en cualquier videoteca, un film que para muchos es una obra maestra, una cinta al mas puro estilo David Lynch, lleno de momentos tensos, situaciones imprevisibles y con una trama psicótica. Para los amantes de Twin Peaks, es sin duda la película alternativa a esta, ya que la serie reúne un sin fin de detalles que recuerdan y mucho a Blue Velvet.


2 comentarios:

Fantomas dijo...

Una de las películas más "accesibles" de Lynch, y una de mis favoritas.

Gran reseña,
Saludos.

mge dijo...

Lynch es un genio total. La intensidad que logra en alguna de sus escenas es única.