miércoles, 15 de abril de 2009

Mad Max: Como Una Trilogía Puede Convertir A Un Film Violento, En Una Película De Sábado Tarde En Familia

Estos días he conseguido sumar la paciencia necesaria para poder ver la trilogía sobre un personaje llamado Mad Max. Esta trilogía cuenta las aventuras de un Policía en un mundo Post-Apocalíptico, que se ve amenazado constantemente por pandillas de conductores salvajes sin escrúpulos, capaces de hacerlo todo para conseguir algo de combustible. Pero claro, esto no les será tan fácil, pues Max será un hueso muy duro de roer.

El problema que tiene esta trilogía, es el de perder toda la fuerza en la tercera y ultima película. Como muy bien dice el dicho, nunca segundas partes fueron buenas, y terceras ni te cuento. Y es que Mad Max inicia la saga con un film crudo, violento y típico de la época. Un film totalmente setentero, con violencia, sexo y sin escrúpulos, y es que en Mad Max todo el mundo puede morir, apartándose a si de los cliches y la tranquilidad personal de cada uno, y es que cuando uno ve este tipo de películas, no sufre por la muerte de una mujer o una criatura, por que es normal esa frase frente al televisor diciendo, tranquilos que seguro que estos no mueren, y zas, todos muertos, y tu te quedas frente al televisor con cara de incrédulo y sin acabar de digerir lo que acabas de ver.

Pues esta es una muy buena definición de el primer film de Mad Max, un film calificado para mayores de 18 años y donde todo puede ocurrir, así que empieza a sufrir por todos los que aparecen en la película.

Pero esto en la segunda entrega cambia radicalmente, de tener una película calificada para mayores de 18 pasas a ver un film para mayores de 13, donde la violencia pasa a un segundo plano y el espectáculo coge protagonismo a base de piruetas y esteticismos, resumiendo, Mad Max se acomoda en el sofá del éxito y se harta a palomitas, algo que no podía hacer con la primera entrega, porque esta se le habría atragantado a cualquiera.

En ese momento la saga empieza su declive hacia la mediocridad, el atractivo del primer film, una película distinta, pasa a convertirse en una superproducción, algo semejante a Star Wars, pero claro la saga del amigo Lucas nunca reduce su nivel. Y asi, con estas premisas llegamos a la tercera y ultima (gracias a dios) entrega de la saga. Donde todo coge una aire a película Disney, donde una película propia de las 2 de la madrugada pasa a ser un film de domingo por la tarde en familia, donde todo, siguiendo la desafortunada comparación con Star Wars, parece haberse convertido en la película de los Ewoks o en los Goonies.

Así llega el final de una saga tan atractiva al principio como horrible y pastelona al final. Con la participación de Tina Turner (Eso ya dice mucho) el film es propio del cine de aventuras, con un Mad Max que parece haber perdido toda la mala leche y lo peor, su coche. El film también cuenta con un montón de niños salidos del país de Nunca Jamas, que acaban de poner la pincelada final para que todo se parezca mas a verano azul.

Para acabar esta reseña, he de decir que siento haber sido tan duro, y la verdad es que creo que la segunda y tercera película no son malas, ni mucho menos, pero no son Mad Max, para que me entendáis, no puedes empezar una saga mostrándonos a un nuevo formato de héroe, y luego cargártelo convirtiéndolo en un calzonazos, es como si Rambo dejara de matar para dedicarse a cuidar geranios, mas de uno haría correr sangre...

4 comentarios:

DIALOGUISTA dijo...

Exacto, el problema radica en que "hicieron trampa"!!!!!!!!!!
Una cosa es que el especatdor busque que se lo "engañe" o "sorprenda" en la misma trama de la peli, y otra muy distinta es que se le cambie la esencia del film!!!!!!!
Saludos!!!!!!!!!

Fantomas dijo...

Para mi la mejor de las tres es la segunda. La tercera es bastante mediocre, en eso estamos de acuerdo. En todo caso, es mejor verlas teniendo en cuenta de que son cintas humildes, de esa forma creo que se hacen más disfrutables.

Saludos.

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Mítico. Eso fue casi el nacimiento de la franquícia, de Mel Gibson y del postapocalipsis. Profeticas escenas de la falta de agua y gasofa. (y la segunda no es mala, apenas me disgustó la tercera y sólo al final) Con tu permiso te enlazo al acto.

Gabriel Horcajada dijo...

¿Te has enterado que habrá un "Mad Max 4: Fury Road" en 2011? Estará interpretado por Gerard Butler y dirigida por George Miller. Aquí el trailer:

http://www.indavideo.hu/video/Mad_Max_4